Skip to main content

Full text of "Recursos para la Escuela Sabatica (2do. Trimestre 2008)"

See other formats


LECCIÓN 




iAl fin sanada! 



Referencias 

Marcos 5:21-32; Lucas 8:40- 48; El Deseado de todas las gentes, pp. 310-333. 

Versículo para memorizar 

"¡Den gracias al Señor!" (1 Crónicas 16:8). 

Objetivos 
Los niños: 

Sabrán que Jesús tiene poder para sanar. 

Sentirán que pueden estar seguros del amoroso cuidado de Dios. 

Responderán con alabanzas a Dios por su poder para hacer maravillas. 

Menssye 



Adoramos a Dios ponqpe nos cuida. 



Breve introducción a la lección 



Resumen de la lección 

En el camino para ayudar a la hija en- 
ferma de Jairo, Jesús encontró una mujer 
que había estado enferma durante doce 
años. Ella se acercó, lo tocó y sanó. Jesús 
se detuvo y preguntó quién lo había to- 
cado. La mujer dijo que había sido ella. 
Él le dijo que había sido sanada por su 
gran fe. 

Esta lección es acerca de la 
adoración 

Adoramos a Dios cuando reconoce- 
mos su cuidado por nosotros en cual- 
quier aspecto de nuestra vida. La 
adoración es más que asistir a los cultos 



en la iglesia los sábados; es nuestra res- 
puesta a la gracia y al amor de Dios. 
Adoramos a Dios los siete días de la se- 
mana al honrarlo en todo lo que deci- 
mos y hacemos. 

Para el maestro 

"Nuestra confesión de su fidelidad es 
el factor escogido por el cielo para reve- 
lar a Cristo al mundo. Debemos recono- 
cer su gracia como fue dada a conocer 
por los santos de antaño; pero lo que 
será más eficaz es el testimonio de nues- 
tra propia experiencia. Somos testigos de 
Dios mientras revelamos en nosotros 
mismos la obra de un poder divino. 



SIETE 



Desarrollo del prog^rama 



ACTIVIDADES 



MATERIALES NECESARIOS 



O 



Cuando Salude a los estudiantes en la 

lleguen puerta; escuche sus gozos y 

preocupaciones 



Actividades hasta 1 

preliminares 



A. ¡Enfermera! ¡Doctor! 



C. Tipi, Tipi,tin 



Con anticipación: invite a un profe- 
sional de la salud que venga a la 
clase con su uniforme y algunos ins- 
trumentos tales como estetoscopio, 
depresor de lenguas, lámpara, cinta 
métrica, balanza, tabla de pesas y 
medidas, etc. 



Globos o papeles de diferentes colo- 



' Oración 
y alabanza* 



O 



Ver página 64. 

*En cualquier momento del programa 

se puede orar o alabar a Dios con un 

canto. 



Lección bíblica hasta 20 Aplicación de la historia 



Alguien que represente a Jesús y a 
una mujer enferma; sábana blanca; 
vestidos de los tiempos bíblicos; 
cinta para pegar 



Estudio bíblico 



Biblia 



Versículo para memorizar 



' Aplicando hasta 1 5 Cristo me a 

la lección 



Objetos o cuadro de cosas por los 
cuales los niños pueden agradecer a 
Dios; caja o bolsa 



O 



Compartiendo hasta 1 5 Manos y pies 

la lección 



Papel construcción de colores; lápi- 
ces; tijeras; perforadora; listón; dia- 
mantina; serpentinas o lazos, etc. 



Cada persona tiene una vida distinta de mejante a la vida de Cristo, tienen un 
todas las demás y una experiencia que poder irresistible que obra para la salva- 
difiere esencialmente de la suya. Dios ción de las almas" (El Deseado de todas 
desea que nuestra alabanza ascienda a él las gentes, p. 31 3). 
señalada por nuestra propia individuali- 
dad. Estos preciosos reconocimientos Decoración del salón. 
para alabanza de la gloria de su gracia. Vea la lección n° 1 . 
cuando son apoyados por una vida se- 



LECCIÓN 7 



Pnognania 



Bienvenida 

Dé la bienvenida a cada niño por su nombre, conforme llegan a la 
puerta. Pregúnteles qué cosas buenas les han pasado o qué problemas 
han enfrentado. Pregúnteles por la actividad de compartir que hicieron 
en la semana que termina. Repase el versículo para memorizar de la se- 
mana pasada. 



Actividades preliminares 

Seleccione las actividades más apropiadas para su situación. 



Necesita: 



□ profesional 
médico 

□ instrumen- 
tos médicos 
(estetosco- 
pio, depre- 
sor de len- 
gua, lámpa- 
ra, venda, 
balanza, 
etc.) 



A. ¡Enfermera! ¡Doctor! 

Con anticipación: invite a una enfermera o un médico a participar de 
la Escuela Sabática con su uniforme y algunos de sus instrumentos médicos 
(estetoscopio, depresor de lengua, curitas, cinta para medir, etc.) 

Diga: Las enfermeras y los médicos son nuestros amigos. Los vi- 
sitamos para saber cómo está nuestra salud y si estamos desarro- 
llándonos bien, pero también los vemos cuando estamos 
enfermos. Ellos nos ayudan a sanar. 

Hoy, vamos a imaginar que somos médicos y enfermeras. 
Hemos invitado a para que nos ayude. 

Divida a los niños en parejas. Instruyalos para que, por turnos sean doc- 
tor/enfermera y paciente. Muestre a los niños cómo escuchar el latido cardí- 
aco con el estetoscopio, observar el interior de las orejas y la boca, medir la 
altura y pesarse, probarse los reflejos de la rodilla unos a otros, etc. 



Para reflexionar 

Concédales tiempo para responder cuando pregunte: ¿Cómo se sintie- 
ron cuando estaban representando a un doctor o enfermera y ayuda- 
ron a sus amigos? ¿Qué sintieron cuando su amigo representaba al 
doctor o a la enfermera y los ayudaba? Cuando estamos enfermos 
vamos al doctor o a una enfermera. En nuestra lección de hoy vamos 
a aprender acerca de una mujer que estuvo enferma por mucho 
tiempo, pero Jesús la sanó. Jesús se preocupó por ella, y se preocupa 
por nosotros también. Esto nos hace tan felices que: 

hWKhmS A DIOS PORQUE HOS CUIDA. 




B. ¡Alcánzalo! 

Pida a dos adultos que le ayuden a levantar y jalar una cuerda o un lazo a 
través del salón. Pídales que lo sostengan tan alto que los niños más altos no lo 
puedan tocar aunque brinquen. Diga a los niños que cuando la toquen deberán 



LECCIÓN 7 



sentarse. Después que los niños hayan tratado varias veces de tocar la cuerda 
éxito, bájela lo suficiente como para que los niños más altos puedan tocarla. 
Continúe bajando la cuerda hasta que todos puedan saltar y tocarla. 

Para reflexionar 

Concédales tiempo para responder cuando pregunte: ¿Cómo se sintie- 
ron cuando no podían alcanzar la cuerda? ¿Se dieron por vencidos 
o estaban decididos a insistir hasta que la pudieran alcanzar? 
¿Cómo se sintieron cuando finalmente tocaron la cuerda? Nuestra 
historia bíblica es acerca de una mujer que luchó mucho, mucho, 
para acercarse a Jesús lo suficiente para hablarle: pero solamente 
pudo tocar el borde de su manto. Algo maravilloso pasó porque a 
Jesús le importaba lo que le pasaba. Y él también se preocupa por 
nosotros. Nosotros queremos que él sepa que estamos contentos 
porque sabemos que se interesa en nnuestras necesidades, así que: 



hDonmos A DIOS vohqüb hos cuida. 



Repítanlo conmigo. 



Necesita: 

□ una cuerda 
o lazo sufi- 
ciente- 
mente largo 
que cruce 

el salón 
(para las 
clases gran- 
des use va- 
rias 
cuerdas). 

□ regalo para 
cada niño 



C. Tipi, tipi, tin 

Distribuya los globos o papeles de diferentes colores por todo el salón. | 

Pida a los niños que se paren a lo largo de una de las paredes. Enseñe a los Necesita: 
niños la siguiente rima : 

Tipi, tipi, tin Q globos o 
¡miren lo que hay! papeles de 
(nombre el color o el objeto) diversos co- 
cón mis ojos puedo ver lores y for- 
¡Y lo puedo sostener! mas 

Diga a los niños que cuando usted diga "sostener", ellos deberán saltar o 

estirarse y tomar el color u objeto que mencionó en la rima, juegue varias 
veces, intencionalmente mencione los colores u objetos para que cada niño 
tenga la oportunidad de ser el primero una vez. 

Para reflexionar 

Pregunte: ¿Cómo se sentían cuando otro agarraba el globo (u ob- 
jeto) primero que ustedes? ¿Cómo se sintieron cuando ustedes lo 
consiguieron primero? En nuestra historia bíblica de hoy, vamos a 
aprender acerca de una mujer que trató y trató de acercarse a Jesús, 
pero otras personas lo lograban antes que ella. Cuando finalmente 
ella lo alcanzó, él hizo algo maravilloso porque vio su necesidad. Y 
Jesús se preocupa también por nosotros. Por eso venimos a la Escuela 
Sabática. 

hDOHhmS A DIOS PO;^QUE HOS CUIDA. 



Repítanlo conmigo. 



LECCIÓN 7 







Lección bíblica 



Necesita: 

□ niño o 
adulto que 
desempeñe 
el papel de 
Jesús 

□ niña o 
mujer 
adulta que 
desempeñe 
el papel de 
la mujer en- 
ferma 

□ sábana 
blanca 

□ vestuario de 
los tiempos 
bíblicos 

□ cinta de 
pegar 



Aplicación de la historia 

Con anticipación: usando la cinta de 
pegar diseñe en el piso en una esquina 
del salón, la figura de un barco. Vista a 
los niños con trajes de los tiempos bíbli- 
cos (camisetas grandes con una faja en la 
cintura hecha con un lazo; un turbante 
para la cabeza con una funda de almo- 
hada y una venda elástica para fijarla en 
la cabeza; toallas puestas sobre el hom- 
bro y ajustadas en la cintura). Vista con 
la sábana blanca a la persona que repre- 
sente a jesús. (Si el grupo es muy 
grande, solamente vista a "Jesús" y a la 
mujer enferma.) 

Diga: ¿Alguna vez han estado 
muy entusiasmados pensando que 
iban a ver a alguien? ¿Quién era? 
(Dé oportunidad para responder.) Hoy 
aprenderemos acerca de una mujer 
que realmente deseaba mucho, 
mucho ver a Jesús. 

Cuente o lea la historia: 

Jesús y sus amigos estaban al otro 
lado del Mar de Galilea, y era hora de 
volver a casa. Así que subieron al barco. 
¿Podemos subir al barco? (Simule subir al 
barco que trazó en el piso con la cinta.) 
Jesús y sus amigos navegaron para cruzar 
el lago. Había algunas olas, y el barco 
subía y bajaba, subía y bajaba. ¿Podemos 
hacer eso? (Simule que se mece hacia ade- 
lante y hacia atrás con el barco.) 

Cuando llegaron al otro lado del 
lago, Jesús y sus ayudantes salieron del 
barco. (Simule que salen del barco.) Había 
muchas, muchas personas esperando a 
Jesús. Había un hombre llamado Jairo 
que quería que Jesús fuera a su casa por- 
que su niña estaba enferma. ¿Qué pien- 
san que hizo Jesús? Jesús ama a los 
niños, así que por supuesto, inmediata- 
mente se puso en camino. 

Pero había tantas personas que que- 



rían ver a Jesús. ¿Alguna vez han estado 
en una multitud tan grande que apenas 
se pueden mover? Esto ocurría alrededor 
de Jesús. La gente estaba muy alboro- 
tada. Todos querían estar cerca de Jesús 
y hablar con él. (Que "jesús" se ponga en 
medio del grupo.) Algunas personas enfer- 
mas querían que las sanara. ¡Había 
mucha gente! Todos se empujaban para 
estar cerca de Jesús. La multitud apretu- 
jaba a Jesús. (Que todos los niños excepto 
la niña que desempeña el papel de la 
mujer enferma, rodeen a jesús.) 

¿Recuerdan a la mujer que deseaba 
mucho ver a Jesús? Ella estaba enferma. 
Había escuchado todas las historias 
acerca de cómo Jesús había sanado a los 
enfermos. Sabía que si tan sólo pudiera 
acercarse a Jesús lo suficiente para ha- 
blarle, él la ayudaría. Así que intentó y 
volvió a intentar. (Ubique a la mujer en- 
ferma fuera del grupo.) Pero la multitud 
era tan grande que no podía acercarse lo 
suficiente a Jesús para hablarle. Pero ella 
sabía que Jesús podría sanarla, y no se 
iba a dar por vencida. 

Finalmente, la mujer pensó un plan. 
Sabía que Jesús tenía poder para sanarla. 
Quizá si solamente lo tocaba, aunque 
fuera sólo sus vestidos, Jesús la sanaría. 
Así que se deslizó entre la multitud. 
Lentamente, se fue acercando y acer- 
cando. Jesús estaba quedando fuera de 
su alcance. Casi se había ido. Estaba a 
punto de perder su oportunidad. 
Rápidamente estiró la mano y con difi- 
cultad sólo alcanzó a tocar la orilla del 
manto de Jesús. (5/ es necesario ayude a 
la niña que representa a la mujer enferma 
a moverse despacio en el camino a través 
de la multitud hasta que apenas pueda 
tocar la orilla de la sábana blanca .) ¡De 
inmediato, se sanó! Podía sentir la salud 
en su cuerpo: por primera vez en doce 



LECCIÓN 7 



años se sentía bien. ¡Jesús la había sa- 
nado! ¿Cómo creen que estaba, feliz o 
triste? ¡Por supuesto, estaba feliz! ¿Pero 
saben lo que pasó luego? 

Jesús se detuvo y dijo: -¿Quién me 
tocó? (5/ es un niño el que está represen- 
tando a jesús, usted necesitará haberlo pre- 
parado con anticipación para esta 
actuación.) Miró a su alrededor. Todos sus 
amigos dijeron: -¡Yo no! ¡Yo no fui! Ellos 
movieron sus cabezas. Pedro, uno de los 
amigos especiales de Jesús, no podía en- 
tender de qué estaba hablando Jesús. 
Volviéndose hacia él, le dijo: — Pero, 
Señor, ¡hay tanta gente que te aprieta! 
Pedro pensó que era extraño que Jesús 
estuviera preguntando quién lo había to- 
cado. 

Pero Jesús sabía que había sanado a la 
mujer. Él sintió el poder que salió de él. 
Finalmente una suave voz dijo: — Yo te 
toqué. Señor. (Prepare a la niña que repre- 
senta a la mujer enferma que diga esta 
frase.) ¿Estaba Jesús enojado con ella? Ella 
le contó a Jesús que había estado enferma 
por mucho tiempo y que sólo quería estar 
bien. Le dijo a Jesús que ella sabía que él 
podría sanarla si tan sólo tocaba su ves- 
tido. La mujer cayó a los pies de Jesús y le 
agradeció. ¿Podemos arrodillarnos y agra- 
decerle como lo hizo la mujer? 

Jesús la miró con una gran sonrisa. 
Jesús estabas feliz porque la mujer había 
sanado. Él le dijo: —Hija, tu fe te ha sa- 
nado, vete en paz. (Si es un niño el que 
está representando el papel de Jesús prepá- 
relo para que repita esta frase.) La mujer 
creyó que Jesús podía sanarla, y él lo 
hizo. 

Para reflexionar 

Concédales tiempo para responder 
cuando pregunte: ¿Alguna vez han 
estado muy, muy enfermos? ¿Cómo 
se sentían? Así es como se sentía la 
mujer enferma. Había estado en- 
ferma durante doce años. Eso es 
mucho tiempo. ¿Cómo se sintieron 
cuando sanaron? Así es como se 
sintió la mujer cuando sanó. Ella 



cayó a los pies de Jesús y le adoró 
porque él se había preocupado por 
ella y la había sanado. Jesús se pre- 
ocupa también por nosotros. Y eso 
nos hace felices. Queremos que 
Jesús sepa que nosotros estamos 
muy agradecidos, así que: 

ADORAMOS A DIOS PORQUE HOS 
CUIDA. 

Repítanlo conmigo. 

Estudio bíblico 

Abra su Biblia en Lucas 8. Señale los 
versículos 40 al 48. Diga: Aquí encon- 
tramos la historia de hoy en la 
Palabra de Dios, la Biblia. Lea en voz 
alta la última parte del versículo 42 hasta 
el versículo 48. 

Pregunte: ¿Por qué no podía la 
mujer enferma llegar hasta donde 
estaba Jesús? ¿Qué hizo ella? ¿Qué 
dijo Jesús a la multitud? ¿Qué le dijo 
a la mujer? Hable acerca de la fe, de 
cuando creemos en Jesús, su amor, y su 
poder para ayudarnos. 

Versículo para memorizar 

Abra su Biblia en 1 Crónicas 16:8. y 
muéstrele a los niños el versículo para 
memorizar, utilizando la siguiente mí- 
mica: 



Necesita: 



Necesita: 



¡Den (haga un arco desde el pecho 
hacia adelante, usando la 
mano derecha y la palma mi- 
rando hacia la izquierda). 

gracias (toque sus labios con las yemas 
de los dedos y aleje la mano de 
su boca haciendo un arco hacia 
adelante). 

al Señor! (señale al cielo). 

1 Crónicas 16:8 (junte las palmas, 
luego ábralas como 
si leyera un libro). 




LECCIÓN 7 



Necesita: 

□ ilustraciones 
de objetos 
para agra- 
decer a Dios 
(agua, fami- 
lia, hogar, 
mascotas, 
arco iris, co- 
lores, música, 
fruta, etc.) 
suficiente 
para todos 
los niños 

□ una bolsa o 
caja 



ORACIÓN Y ALABANZA 

Comunión 

Hable a los niños de los gozos y tristezas (alegrías o problemas) como le 
contaron en la puerta al llegar (cuando sea apropiado). Dé una afectuosa y 
especial bienvenida a las visitas y preséntelas a cada una por su nombre. 
Celebre los cumpleaños y eventos especiales. Repase el versículo para me- 
morizar de la semana pasada. 
Cantos sugerentes 

"Alabamos con música a Cristo" (Alabanzas infantiles, n° 1). 

"Amo a Cristo" (Alabanzas infantiles, n° 1 1). 

"Alabémosle" (Alabanzas infantiles, n° 2). 

"Cantemos al Señor" (Alabanzas infantiles, n" 4). 
Misión 

Comparta a la historia de Misión para niños. 
Ofrenda 

Diga: Una forma de adorar a Jesús es traerle nuestras ofrendas 
para que otros pueden aprender que Jesús también los ama a 
ellos. 
Oración 

Pida a los niños que mencionen diferentes formas como podemos adorar 
a jesús. Enfatice que la bondad, el interés en el bienestar de otros y la obe- 
diencia son actos de adoración así como cantar, orar y leer las historias de la 
Biblia. Cuando ore, pida a jesús que ayude a los niños a adorarlo con sus 
vidas. 



sr momento durante el program; 










Aplicando la lección 



Cristo me ama 

Coloque los objetos en una caja en el 
centro del salón. Pida a los niños que se 
sienten alrededor de la caja. Enseñe a los 
niños el siguiente canto con la música de 
"Cristo me ama". Dígales que cuando 
lleguen a la parte "hizo él", levantarán el 
objeto que saquen de la caja y dirán en 
voz alta el nombre del objeto. 
Cristo me ama esto sé. 
Su Palabra dice así. 

bellos osos hizo él, o lindos peces hizo él, o 
bellas aves hizo él, o ricas frutas hizo él, o 
lindas flores hizo él 

Todo porque me ama a mí. 

Sí, Cristo me ama. 

Sí Cristo me ama. 

Sí Cristo me ama, la Biblia dice así 



Asegúrese que cada niño tenga la opor- 
tunidad de agradecer por algo. 

Para reflexionar 

Diga: ¡Miren todas estas cosas 
que Jesús hizo para nosotros! Él nos 
da todo lo que necesitamos porque 
cuida de nosotros. Es bueno decirle 
"gracias" a Jesús. Adoramos a Jesús 
cuando le decimos "gracias". 
Recuerden... 

hDOHhmS DIOS ?OnOüB HOS 
CUIDA. 

Repítanlo conmigo. 



LECCIÓN 7 



O 



Compartiendo la lección 



Manos y pies 

Trace las manos o pies de cada niño 
en el papel. Ayude a los niños a recortar- 
las. Extienda suavemente una sobre la 
otra, ya sean las manos o los pies. Perfore 
ambos recortes, y luego júntelos con un 
cordón o listón. Ayude a los niños a escri- 
bir "Adoro a Dios con mis manos" o "Yo 
adoro a Dios con mis pies" en su papel, 
según el caso. Si desea, permita a los 
niños que decoren sus manos o pies con 
diamantina, calcomanías listón, etc. 

Para reflexionar 

Pregunte: ¿Recuerdan nuestra his- 
toria de hoy? ¿Qué hizo Jesús para 
ayudar a la mujer de la historia? 
¿Cómo usó la mujer sus pies para 
adorar a Jesús? Acepte las respuestas. 
(Sus pies la ayudaron a acercarse a Jesús; 
ella se arrodilló a sus pies para adorarle 
después que había sido sanada, etc.) 
¿Qué hizo con sus manos? ¿Cómo 
usó sus manos para adorar a Jesús? 
Acepte las respuestas. (Ella usó sus manos 
para tocar a Jesús; pudo haberlas usado 
para agradecer a Jesús por haberla sa- 
nado.) 

Nosotros también podemos usar 
nuestras manos y pies para adorar 
a Jesús. Recuerden, adoramos a 
Dios con el bien que hacemos, y 




cada vez que hacemos algo para 
mostrar que amamos a Jesús, esta- 
mos adorándolo. ¿Cómo podemos 
usar nuestras manos para adorar a 
Jesús? (Compartiendo nuestros jugue- 
tes, ayudando a poner la mesa y a lim- 
piarla, recogiendo la ropa y los juguetes, 
abrazando, etc.) ¿Cómo podemos 
usar nuestros pies para adorar a 
Jesús? (Ir corriendo cuando mamá o 
papá nos llaman; caminando sin hacer 
ruido en la iglesia; limpiando nuestros 
pies antes de entrar a la iglesia; arrodi- 
llándonos para orar; etc.). 

Hoy en la iglesia o en la casa 
muestren sus manos o pies a otra 
persona y díganle cómo los usan 
para adorar a Jesús, así como lo 
hizo la mujer de nuestra historia. 
Recuerden... 



hWKhmS A DIOS PORQUE HOS 
CUIDA. 



Repítanlo conmigo. 




Clausura 

Haga una corta oración para agradecer a Dios por cuidar a 
los niños. Pida ayuda a Dios para que los niños encuentren 
formas de adorarlo durante la próxima semana usando sus 
manos y sus pies. 



Necesita: 

□ una pieza 
de papel 
construc- 
ción en co- 
lores para 
cada niño 

□ lápices 

□ tijeras 

□ perforadora 

□ cordón o 
listón 

□ diamantina, 
calcoma- 
nías, listón, 
etc. y pega- 
mento (op- 
cional)